AFP. El trofeo que se entrega anualmente al mejor jugador del año es una joya de orfebrería, creada por la reputada joyería parisina Mellerio, encargada por la revista francesa France Football, la que ideó este premio en 1956, para que diseñase un galardón con el que distinguir al mejor futbolista europeo, siendo el inglés Stanley Matthews el primero en recibirlo. Conoce quiénes fueron los últimos 10 ganadores del Balón de Oro.

Sesenta años después, Mellerio sigue fabricando de la misma manera el trofeo individual más preciado y buscado por los futbolistas. En este proceso, que no ha variado, se invierten un centenar de horas y empieza seis meses antes de la entrega de la estatuilla.

Tras haber soldado dos medias esferas de latón, un orfebre crea una apertura que permitirá encajar el balón en el bloque de pirita que servirá de base del trofeo.

Pasa después a manos de un cincelador, que lo rellena de una materia llamada ‘cemento’ para que pueda presionar el metal según un trazo realizado antes, lo que hace aparecer las líneas que simulan las costuras de un balón real. Esta etapa requiere mucha precisión para reproducir fielmente los 32 paneles de los que se compone una pelota de fútbol al menos las 'tradicionales'.

La pieza pasa entonces por las manos del pulidor y después por las del tallador, que inscribirá el logo de la 'FIFA Ballon d’Or' y el año de la edición. El balón se sumerge en un baño de oro y vuelve de nuevo al orfebre, que lo montará sobre la base de pirita trabajada previamente por un experto en piedras preciosas.

El trofeo finalizado pesa unos diez kilos y se acompaña de tres placas doradas, en las que en cada una de ellas figura el nombre de uno de los tres finalistas. Una vez desvelado el nombre del ganador, no hay más que fijar la placa en el trofeo y entregárselo al vencedor, que podrá guardarlo como un auténtico tesoro.

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo ya lo tienen, y varios además, pero no parece que se cansen de seguir sumando Balones de Oro a sus respectivas colecciones de trofeos. Lo que representan cada uno de ellos tiene una valor incalculable, pese a que estos futbolistas ganen fortunas.

Sigue en vivo la transmisión de la gala del Balón de Oro 2015.