Un total de 54 atletas desafiaron el lunes la nieve y las temperaturas glaciares para disputar el maratón más elevado del mundo en las estribaciones del Monte Everest, cinco meses después del sismo que enlutó Nepal.

El Tenzing-Hillary Everest Marathon, organizado cada año desde 2003, tiene lugar tradicionalmente en mayo para marcar el aniversario de la conquista de la cima más alta del mundo por parte de Tenzing Norgay y Edmund Hillary, el 29 de mayo de 1953. 

En total fueron 54 los atletas que formaron parte del maratón.

Este año fue pospuesto a octubre debido al sismo del 25 de abril que mató a casi 8 mil 900 personas y provocó una avalancha mortal para 18 alpinistas. La mitad de los competidores fueron nepalíes y el resto, extranjeros de Reino Unido, Estados Unidos, Israel, Polonia y Australia.

Partieron desde el campo base del Everest, a 5 mil 364 metros, y corrieron por los senderos nevados, hasta la línea de llegada en la ciudad de Namshe Bazaar, a 2 mil metros más abajo. Un soldado nepalí, Bhim Gurung, ganó la carrera en 4 horas 1 minuto y 54 segundos.