Seleccionado por Dunga

Sacado en camilla en el primer período en el partido de vuelta de octavos de final frente al Basilea (4-0), había sido determinante en la ida permitiendo a los Dragones empatar al final del encuentro (1-1), gracias a un penal que él mismo obtuvo y transformó.

Campeón del mundo Sub-20 en 2011 y subcampeón olímpico el año siguiente, Danilo no formaba parte de los seleccionados por Luiz Felipe Scolari para la Copa del Mundo organizada por Brasil el año pasado.

Pero desde el regreso de Dunga al frente de la Seleçao, se ha hecho titular y lleva trece partidos internacionales.

Ya prometido al Real Madrid, el internacional brasileño Danilo continúa siendo un elemento importante en el FC Oporto en su puesto de lateral derecho y será un elemento importante de los Dragones cuando reciban en la ciudad portuguesa al Bayern Múnich, el miércoles en el partido de ida de cuartos de final de Liga de Campeones.

El defensa de 23 años era seguido por los grandes clubes europeos y su marcha, inevitable, fue anunciada a finales de marzo: Danilo firmó por seis años con el Real Madrid, a partir de la próxima temporada.

Cifrado en 31,5 millones de euros, el traspaso de Danilo Luiz da Silva figura entre las cinco mejores ventas realizadas por el club del norte de Portugal y muestra las cualidades de este joven lateral muy ofensivo.

Danilo, que llegó a Oporto en enero de 2012, procedente del club brasileño Santos, donde jugaba junto a Neymar, es el jugador con más minutos en competición esta temporada. 

Fue ascendido a capitán del equipo en ausencia del goleador colombiano Jackson Martínez, lesionado desde principios de marzo.

"Este año, Danilo ha querido aprender y mejorar a todos los niveles de juego: táctico, físico y mental. Su evolución en el plano individual nos ha ayudado como equipo", explicó recientemente su entrenador, el español Julen Lopetegui.

Con sus subidas y bajadas incesantes por la banda y sus fuertes golpeos de balón con la derecha, es capaz de pesar en el curso de un encuentro.

El sábado, en la liga portuguesa, provocó el penal que permitió al Oporto abrir el marcador, firmando además el segundo gol de la victoria de los Dragones contra Rio Ave (3-1), su sexto en 36 partidos esta temporada, entre todas las competiciones.