Los cinco goles que convirtió el domingo contra el Granada colocaron a Cristiano Ronaldo a siete de igualar a Alfredo Di Estéfano en el segundo lugar de los máximos anotadores históricos del equipo madridista.

Ronaldo alcanzó un total de 300 tantos en todas las competencias desde su llegada al club en 2010, es decir, en seis temporadas está muy cerca de igualar la cantidad que Di Estéfano (307), una verdadera leyenda del equipo, consiguió en diez.

El miércoles, en el partido contra el Rayo Vallecano, CR7 podría alcanzar su gol 301 como jugador merengue y colocarse a 22 de igualar a Raúl González Blanco (323), quien ostenta el récord de más anotaciones en el equipo luego de haber pasado 16 años de su carrera en él.

Ronaldo ha marcado con el Madrid 214 goles en la Liga, 21 en la Copa del Rey, 60 en competiciones europeas y 5 en otros torneos.