Las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) criticaron este miércoles a la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) por haber concedido la organización del Mundial de 2019 a Doha, la capital de Catar.

"Estamos muy sorprendidos de que la IAAF haya otorgado la organización del Mundial a Catar, porque desde hace dos años hay un debate público sobre los Derechos Humanos y los derechos laborales allí", declaró el portavoz de HRW, Wolfgang Buettner, en alusión a las polémicas por los accidentes laborales en obras relacionadas con los preparativos del Mundial de fútbol de 2022, que acogerá el pequeño emirato.

Doha fue elegida como sede del Mundial de atletismo de 2019 por delante de las otras dos aspirantes, Eugene (Estados Unidos) y Barcelona (España).