El astro del Real Madrid, quien se recupera de una lumbalgia, aprovecha el tiempo interactuando con frecuencia en sus redes sociales, especialmente en Instagram, y no ha pasado desapercibido, y más, cuando de presumir se trata.

Además de exhibir su físico, su peinado, sus gafas y hasta su perro, CR7 publicó este miércoles una fotografía en la que acompañado de su hijo, está a punto de subirse a uno de sus autos de lujo, un deportivo. Antes ya había publicado fotografías con su Rolls Royce, Range Rover y un Jaguar.