Aunque se fue en blanco con el Real Madrid esta temporada, el año no fue tan malo para Cristiano Ronaldo. El astro portugués marcó 61 goles en 54 partidos con el Real Madrid, fue “Pichichi” en España y en enero recibió el Balón de Oro.

Sin embargo, mientras el Barcelona, máximo rival de su equipo, ganó la Copa del Rey y se prepara para jugar la final de la Champions League el próximo 6 de junio, Cristiano tiene que “conformarse" con relajarse en las playas de Francia.

Aunque parece que ahí tampoco la pasa tan mal mientras disfruta el sol del Mediterráneo y “presume” su espectacular físico en St Tropez.

Pero el gusto no le durará por mucho tiempo, pues “CR7” tendrá que concentrarse con Portugal para disputar los próximos compromisos en las eliminatorias rumbo a la Euro 2016. El 13 de junio los lusitanos se enfrentan a Armenia y tres días después, jugarán un amistoso ante Italia.