El debut de Portugal en la Eurocopa de Francia 2016 prometía. Los lusos enfrentaban a Islandia, que debutaba en un torneo continental de selecciones, y parecía que iban a tener una tranquila jornada, aprovechando el talento de su gran estrella: Cristiano Ronaldo.

Sin embargo, eso no aconteció y el astro del Real Madrid pareció uno más en la cancha, pudiendo hacer poco y nada para ayudar a su equipo a vencer a una sorprendente selección islandesa. Finalmente, el resultado fue un empate a un tanto que no dejó para nada contento al gran talento luso.

Con el enojo de partir con una pobre igualdad, Cristiano Ronaldo, en su tono, salió a declarar tras el encuentro y ninguneó a los debutantes en la Eurocopa, quienes celebraron a más no poder el empate ante los portugueses. 

"Viendo cómo se felicitaban pensé que habían ganado la Eurocopa. Fue increíble. Cuando un equipo no intenta jugar, sino sólo defender, defender y jugar al contraataque, en mi opinión es de una mentalidad pequeña. Por eso es por lo que no van a hacer nada (en el torneo)", dijo la estrella de los merengues. 

Pero el ninguneo tuvo rápida respuesta y el técnico de Islandia, Lars Lagerbäck, tuvo un tono más tranquilo para replicarle al delantero de Portugal. "Cuando uno no está contento dice cosas y se comporta mal. Él confiaba en el gol de su equipo y en la victoria", dijo un pausado técnico islandés.

Sin embargo, el segundo entrenador de Islandia, Heimir Hallgrimsson, fue más allá y acusó a Cristiano Ronaldo de no darle la mano a todos los jugadores de su selección, aunque prefirió bajarle el perfil. 

"Puede hacer lo que quiera después de los partidos y no es algo que nos preocupe", señaló Hallgrimsson. 

Lo cierto es que el empate ante el equipo que parecía más débil en el papel los deja complicados y ahora la gran estrella de Portugal, que alcanzó a Luis Figo como el jugador con más participaciones (127) en la selección, tendrá que aparecer en los próximos dos partidos, ante Austria y Hungría.