Cristiano Ronaldo se ha visto involucrado en la crisis del Real Madrid. El lusitano llegará al clásico español en una de sus peores formas desde que arribó a la Casa Blanca. 

Y es que CR7 había acostumbrado a la hinchada blanca a llegar enfilado a los derbys. La cuota goleadora del portugués previo al clásico es la más baja de los últimos ocho enfrentamientos con el acérrimo rival. 

El líder merengue llega al duelo con un registro de cuatro anotaciones y una asistencia en sus últimos cinco partidos disputados, una marca que supera los dos tantos que marcó antes del clásico del 26 de agosto de 2012. 

Basta decir que en el mismo número de cotejos disputados antes de los últimos dos derbys, el lusitano marcó siete dianas y dio un pase para gol, casi el doble de su producción para el encuentro de clubes más esperado a nivel internacional. 

Solo en seis ocasiones previas de los 19 clásicos que el luso ha disputado, ha llegado con una racha peor a las cuatro dianas y una asistencia que ostenta en los últimos encuentros, siendo los dos goles que marcó antes del clásico del 26 de agosto de 2012 su peor marca. 

Habrá que esperar al fin de semana para ver si la baja de juego de Cristiano Ronaldo afecta a los merengues, que en caso de caer verían como los culés se alejan en la cima de la Liga de España a cuatro puntos de distancia.