2015 ha sido un año complicado con Cristiano Ronaldo, en gran parte a raíz de su ruptura amorosa con la modelo rusa Irina Shayk en diciembre pasado.

El delantero portugués del Real Madrid ha caído en la frustración de solamente realizar cinco goles, en comparación con las 25 anotaciones realizadas durante la primera parte de la temporada con los merengues, y ahora se enfrenta ante uno de sus mayores retos: el clásico ante el Barcelona de este fin de semana.

David Llopis, psicólogo del club Levante de la Liga española, dijo al diario español "El Mundo" que "sus gestos en el último encuentro señalan, en efecto, que está frustrado", aunque indica que lo importante en estos momentos "es convertir ahora su situación en un reto, un estímulo y que demuestre las cualidades que, obviamente, continúa poseyendo". Asimismo, Alejo García Naviera, perteneciente al Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, comentó que el futbolista presenta un cuadro de "estrés, exceso de tensión e irritabilidad", pero un trabajo psicológico "ante una situación de urgencia puede realizar una intervención eficaz".

Según señaló Joaquín Dosil, quien trabaja con clubes españoles como el Deportivo de La Coruña y el Celta de Vigo, el tratamiento para Cristiano Ronaldo "consistiría en sentarse y hablar con él, es sencillo, pero no mágico. Debe hacerlo un profesional con estrategias y herramientas de gestión de pensamientos, en una o dos se sesiones se puede valorar junto al jugador qué actitud es la más apropiada para que esté al máximo posible".

De acuerdo con "El Mundo", la terapia psicológica debería suceder antes del partido ante el Barcelona, el cual se efectuará el próximo domingo.

En la galería de fotos les mostramos las actitudes en el campo de juego de Cristiano Ronaldo. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.