En Vallecas, Cristiano Ronaldo volvió a ser el centro de atención. Esta vez, el portugués no marcó cinco goles, ni hizo alguna jugada espectacular, sino que hizo gesto dedicado al juez de línea del partido el que se llevó los reflectores.

Durante el transcurso del partido, que terminó 2-0 a favor del Real Madrid, el árbitro no decretó una falta de Amaya, defensa del Rayo Vallecano, sobre Cristiano que pudo haber sido señalada como penal. Además, por esta acción, el lusitano se llevó una tarjeta amarilla y se perderá el próximo duelo frente a Eibar.

Por eso, cuando Cristiano abrió el marcador del partido al minuto 61', con un remate de cabeza tras pase de Carvajal, de inmediato corrió hacia la banda y con un gesto y movimiento de labios le dijo al juez de línea “robar, nos habéis intentado robar”. Después, fue a celebrar con sus compañeros con sus ya clásicos parados.

No es la primera vez que el portugués hace este gesto. En 2012, tras un partido ante Villarreal donde fueron expulsados cinco elementos del Real Madrid entre jugadores y cuerpo técnico, Cristiano mostró su furia ante las cámaras diciendo “nos roban, sólo nos roban”.