Surgió de las categorías inferiores del club, su talento y determinación son las cualidades que le hicieron ascender al primer equipo en donde el lateral empieza a escribir su propia historia.

Hijo del exvolante de Aurora y Municipal Maynor Jiménez, “el Chaco”, fue determinante en el clásico 291 ante Comunicaciones, una tarde que no olvidará porque por segunda ocasión anotó un doblete ante el archirrival, ya suma cinco, con lo que además acortó la hegemonía del equipo albo en los derbis guatemaltecos, 100 victorias ante 99.

Al final del encuentro, con toda humildad, Cristian se arrodilló, miró al cielo y agradeció haber sobresalido en medio de todos los extranjeros que había en la cancha.

Cristian Jiménez se apuntó un doblete en el Clásico 291.

Con su doblete, “el Chaco” se colocó como goleador del equipo escarlata, ahora sublíder en el Clausura) con cuatro anotaciones, por detrás del argentino Emiliano López (5) y el mexicano Kamiani Félix.

¿Cómo te sientes por este nuevo logro?

Muy feliz y agradecido con Dios por este triunfo. No solo estoy contento por el doblete, sino porque haber sumado de a tres significa mucho para el equipo.

 ¿Cuál fue la clave para ganar el encuentro?

Tuvimos un buen manejo de balón y creamos oportunidades que logramos concretar. La unión de grupo fue muy importante.

¿Qué les dijo el técnico en el medio tiempo?

Que tuviéramos paciencia, que si manejábamos bien el esférico las oportunidades iban a llegar, y así fue, llegaron a balón parado.

Cristian Jiménez es una de las nuevas figuras de Municipal.

¿Fue un sueño que se vuelve a hacer realidad?

Sí. Me enorgullece saber que ese sueño de anotar en clásicos ya se me dio en dos ocasiones, espero seguir sumando confianza y crecer futbolísticamente.

¿Qué sensación te deja este clásico?

Estos juegos siempre son diferentes, los dos me han gustado, lo importante es que el triunfo nos ubica en una mejor posición en la tabla.

¿Imaginaste un clásico así?

Nadie piensa en que se va a dar una tarde así, siempre estoy dispuesto a dar mi mejor esfuerzo y aportar mi granito de arena, gracias a Dios logramos el objetivo.