Ronda Rousey es la reina de la UFC.

La peleadora estadounidense de artes marciales mixtas defendió su título en UFC 190 ante la brasileña Bethe Correia y la derrotó el sólo 34 segundos extendiendo así su reinado.

Y es que dentro de la UFC no hay nadie que pueda ponerle un freno a la exjudoca y medallista olímpica…pero dentro del mundo de las artes marciales pero hay una peleadora que podría ponerla en serios aprietos: Cristiane Justino, mejor conocida como Cris Cyborg.

Un combate Rousey vs. Cyborg, de nacionalidad brasileña, es algo más que un sueño para todos los fans de las artes marciales mixtas. Sin embargo, dos obstáculos se interponen entre ellas: pertenecen a diferentes compañías y a categorías distintas.

Aunque las autoridades de la UFC y de Invicta FC ( la compañía de Cyborg) ya dieron el permiso para que la pelee se realice, la brasileña deberá intentar bajar hasta los 61 kilos (135 libras) para contender contra Rousey.

Varios medios estadounidenses aseguran que ya hay pláticas entre los representantes de ambas luchadoras y que este anhelado combate podría darse en diciembre de este año.