Visiblemente molestos y preocupados se han mostrado los corredores de fondo de Uganda, que temen un contagio masivo de VIH después de la revelación de un periódico nacional sobre el arresto por abusos a atletas menores de un entrenador seropositivo. 

Peter Wemali, arrestado en abril después de las pruebas médicas realizadas a tres atletas de 15, 16 y 17 años, está acusado de agresión sexual. Documentos de la investigación revelaron su condición de seropositivo en VIH, afirmaron los medios ugandeses la semana pasada.

Moses Kipsiro, medallista de oro en los 10 mil metros en los Juegos de la Commonwealth 2014, pidió un examen general debido a la promiscuidad entre los atletas, que pueden haber favorecido la propagación del virus. "Muchos colegas, sin duda, han sido contagiados", dijo Kipsiro, citado por el Daily Monitor.

"Conozco muchos corredores masculinos que compartían, sin saberlo, amigas con Wemali", afirmó Kipsiro. "Muchos están casados con corredoras que alguna vez tuvieron relaciones con él", añadió el medallista de bronce en los cinco mil metros de los Mundiales de Osaka 2007.

"El número (de personas infectadas) puede ser muy elevado. Es muy preocupante", comentó al Daily Monitor Tunde Musawo, un responsable deportivo de la región donde está el campo de entrenamiento en donde presuntamente tuvieron lugar las agresiones.