La velocidad, potencia y el hambre de minutos en el campo han hecho que el volante nicaragüense Juan Barrera sea uno de los favoritos del entrenador Iván Franco Sopegno, y a pesar de que no ha deslumbrado cuando ya se han jugado siete jornadas, mantiene su confianza en que pronto terminará de adaptarse y rendirá en su máximo nivel.

“Él va a ser un jugador muy productivo para nosotros, lo vislumbro así y siento que aparte de tener condiciones es una buena persona y es inteligente. La gente inteligente no falla a la larga”, aseguró el entrenador, al referirse a “el Iluminado”, como lo llaman a Barrera en su país.

Sopegno agregó que el también capitán de la Selección de Nicaragua, que se integró a Comunicaciones en enero, está haciendo las cosas bien pero que todavía le falta para adaptarse al equipo, el arbitraje y las canchas del país.

“Está más suelto, sabe más o menos lo que nosotros pretendemos de él y nosotros conocemos un poquito también”, agregó.

Mientras que Mario Acevedo, asistente técnico del club, coincidió con Sopegno en asegurar que Barrera “ha hecho bastante bien su trabajo”.

“Es un jugador con características interesantes, nosotros sabíamos al traerlo que es un jugador potente, rápido y con buenas condiciones técnicas. Creo que lo ha hecho bien, aunque sabemos que puede dar más. Hemos conocido las condiciones y las características que él maneja. Pero está en un proceso de adaptación, y cuando él esté completamente adaptado al medio va a ser un jugador que le va a dar problemas a todos los rivales”, explicó.

Desde su primer partido con los cremas, Barrera ha disputado seis de siete jornadas que se han jugado en el Torneo Clausura. Fue en la cuarta fecha cuando el nicaragüense se estrenó como goleador, al haber anotado ante Cobán Imperial, en el 3-1 que los blancos ganaron de visita.

Barrera fue una de las incorporaciones del técnico argentino, quien mantiene grandes expectativas sobre el papel que tendrá en el hexacampeón.

Fue precisamente la falta de minutos en el campo durante su breve paso por el Altach austríaco lo que motivó al volante a tocar las puertas que lo trajeron a Guatemala.

“Al inicio todo iba bien, jugaba, me tomaban en cuenta, pero después el profesor cambió el sistema de juego. Es un poco incómodo no jugar, que es lo que le gusta a uno. Se hicieron varias gestiones y vine a Comunicaciones”, confesó Barrera.

Aunque recibió ofertas de varios equipos centroamericanos, decidió fichar por los cremas con la ilusión de elevar su nivel.

“El profe me está tomando en cuenta, he entrado de titular. Siempre en los entrenos trabajo como decimos, ‘a morir’, y en el grupo, los muchachos me han tratado muy bien”, declaró.

En los dos últimos partidos ha jugado los 90 minutos, aunque el equipo no pasa su mejor momento, después de haber empatado ayer por 1-1 ante Malacateco, y se ubica en la séptima posición con nueve puntos.