Dibujos, vivencias o experiencias. Muchos deportistas son fanáticos de los tatuarse la piel, una afición que después del primero los llevó al segundo y así hasta que se convirtieron en los atletas más tattoos.

Los futbolistas Raúl Meireles, Djibril Cissé y Mauricio Pinilla, los luchadores Rey Mysterio y Batista, así como el boxeador Miguel Cotto y los basquetbolistas Chris Andersen y Carmelo Anthony son algunos de los deportistas más tatuados del planeta.

En la galería encontrarán a los atletas que han hecho de su cuerpo un mosaico de tattos.