El juicio al único acusado de los sangrientos atentados del maratón de Boston (15 de abril de 2013), que dejaron tres muertos y 264 heridos se abrió este miércoles en los tribunales federales de esta ciudad del noreste de Estados Unidos. 

Djokhar Tsarnaev, un joven musulmán de origen checheno que llegó de niño a Estados Unidos y se declaró no culpable, puede ser condenado a la pena capital si es hallado culpable del peor atentado cometido en suelo estadounidense desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

El joven de 21 años está acusado de 30 cargos presentados en su contra, entre ellos el uso de un arma de destrucción masiva que provocó la muerte. También está acusado, junto a su hermano Tamerlan, que murió durante un enfrentamiento con la policía cuatro días después de los atentados, de haber matado a un policía durante su fuga.