El centrocampista camerunés Stephane Mbia vivió momentos difíciles cuando se enteró que el grupo islamista Boko Haram atacó la ciudad donde su familia vivía en Camerún.

Tras ver las imágenes del ataquen, Mbia acudió a pedir ayuda a su nuevo club, el Trabzonsport de Turquía, para que sacaran a sus padres y hermanos del país africano y la respuesta fue favorable para él.

El club se puso en contacto con el Ministro de Exteriores del país y este logró que autoridades turcas trasladaran a la familia del futbolista a un lugar seguro dentro de Camerún durante el tiempo que tardaron los trámites de visado para que ellos viajaran a Turquía.

"Voy a pagar este favor en el campo de juego”, declaró Mbia tras recibir a su familia en suelo turco y sentirse más tranquilo por el final feliz que tuvo su historia.