El cierre del partido Brasil-Colombia que los cafeteros ganaron 1-0 terminó en un caos luego de que varios jugadores forcejearon y se reclamaron luego del pitazo final luego de que Neymar disparó a la portería y el balón impactó con fuerza en la espalda de Pablo Armero.

Esta acción provocó el enojo de los colombianos, incluido Carlos Bacca quien corrió a donde se encontraba el astro del Barcelona a quien le dio un empujón que lo envió a algunos metros de distancia.

El incidente concluyó en que ambos jugadores vieron la tarjeta roja y se perderán el próximo partido de sus selecciones.