La tenista danesa Caroline Wozniacki acusó a la organización de Wimbledon de “sexista” por dar un trato “diferente” a las mujeres participantes.

La número cinco del mundo fue eliminada en la cuarta ronda del Grand Slam por la española Garbiñe Muguraza y en la conferencia de prensa lanzó varias acusaciones contra el torneo por darle un trato preferencial a los varones.

“Me encantaría jugar en una gran cancha. Creo que eso es de lo que se trata: trabajas duro y entrenas para jugar en las grandes pistas”, declaró Wozniacki, quien se quejó de que sólo tres partidos de octavos de final de mujeres se disputaran en la pista central del All England Club, mientras que de hombres hubo seis.

"Definitivamente, el trato recibido por las mujeres aquí es diferente, eso es todo lo que puedo decir. Creo que muchas de nosotras sienten que también merece jugar en las grandes pistas frente a una gran multitud”, añadió la danesa.