La Federación de Futbol de Guatemala declaró con lugar el Recurso de Apelación que interpuso el jugador de Municipal, Carlos Ruiz, y dejó sin efecto la resolución emitida por el Órgano Disciplinario de la Liga Nacional de Futbol de Guatemala, en la que castigaba a Ruiz con seis meses de suspensión y una multa de Q10 mil, por injuria.

La Fedefut consideró que la denuncia hecha por Eduardo Ávila, presidente del Club Coatepeque, no tuvo validez porque no cumplió con los requisitos. Ávila se quejó el mes pasado, de que Ruiz, en su calidad de presidente de la Asociación de Futbolistas Guatemaltecos, lo ofendió públicamente.

En la resolución, la Fedefut le exige a Ruiz que “enmarque su conducta dentro de los cánones del debido respeto, adoptando actitudes adecuadas que generen una influencia positiva dentro de las filas del futbol federado y de la afición”. Además lo amonesta por “haberle faltado el respeto a un dirigente deportivo”.

Lea también:

El Clásico 281 le deja un punto a cada uno