Dos asaltantes de Barranquilla, Colombia de 18 y 25 años de edad, se acercaron el pasado domingo a una mujer de unos 40 años y poco más de 1.60 de altura que paseaba con un perro de raza pincher, confiados de que, con solo acercársele y mostrarle un cuchillo, podrían despojarla de sus pertenencias.

Lo que no esperaban es que esta mujer que recorría los callejones del barrio Carrizal, en el sur de la ciudad colombiana, fuera Darys Pardo, boxeadora barranquillera y excampeona interina de peso ligero del Consejo Mundial de Boxeo.

Cuando uno de los asaltantes asomó el cuchillo y le ordenó le entregara su celular, la pugilista intentó calmarse, pero luego se abalanzó sobre el delincuente. "De inmediato el otro salió corriendo sin dejar rastro", según relató al diario El Tiempo.

El agresor lanzó de una patada al perro de Pardo, lo que la enfureció. "Me quedaron hinchadas las manos por la falta de guantes y solo sé que lo golpeé contra el pavimento y le partí la cabeza, las cejas, la nariz y la boca", relató la boxeadora.

"Prefirió salir corriendo, con más mala suerte de encontrarse con otros jóvenes que se percataron de lo sucedido y lo levantaron a patadas", agregó.

Mientras la boxeadora y su perro se recuperan de forma satisfactoria, se desconoce el estado de los asaltantes.