Debedo a las pésimas condiciones de la cancha del Estadio Prince Moulay Abdellah, que se vio afectada por una intensa lluvia, la FIFA decidió cambiar de sede el partido de la semifinal del Mundial de Clubes que disputarán Real Madrid y Cruz Azul.

"El comité organizador FIFA decidió mover el encuentro a Marrakech, la otra sede del torneo, en lugar del inmueble de Rabat", indicó en un comunicado el órgano que rige al fútbol.

Y es que el choque de cuartos de final entre el combinado mexicano y el Western Sydney Wanderers se vio afectado por una cancha que no resistió las inclemencias del clima.

Ahora las dos semifinales se llevarán a cabo en el Estadio de Marrakech. El próximo martes la Máquina se medira al favorito Real Madrid; mientras que el miércoles, San Lorenzo de Argentina chocará con el Auckland City de Nueva Zelanda.