Ronaldinho ha quedado a deber en su paso por Querétaro. El crack brasileño fue una apuesta millonaria de los Gallos Blancos y en la cancha no ha dado resultados. 

Grupo Imagen Multimedia, empresa dueña del combinado azteca, tiene que pagar al año un millón de dólares al exfutbolista del Barcelona y Milán, una cantidad que en la cancha no se ha visto reflejada y que en otras palabras se traduce en 500 dólares por cada minuto que Dinho ha estado en el terreno de juego, de acuerdo a datos del portal Juanfutbol. 

Los números del crack son decepcionantes. Desde que llegó a Gallos, en septiembre del año pasado, solo ha marcado tres anotaciones en 19 partidos disputados, de las cuales solo una representó la victoria para el combinado que dirige Víctor Manuel Vucetich. Además sirvió dos pases para gol en la igualada ante Veracruz 1-1 y el triunfo 2-0 sobre Atlas. En pocas palabras, el brasileño solo le ha dado siete puntos a Querétaro. 

Si se toman en cuenta las 52 unidades que ha cosechado su equipo en la Copa MX 2014 y 2015, el Apertura 2014 y lo que va del Clausura 2015, Ronaldinho representa apenas el 13% de la productividad del combinado. 

Además, en las dos temporadas el exseleccionado brasileño ha llegado tarde. Primero arribó cuando el Apertura ya estaba en curso y después se reportó tarde argumentando problemas familiares.