Las peleas mano a mano son permitidas en las Ligas de América del Norte, siempre y cuando los jugadores no utilicen los guantes y el bastón. Pero en esta ocasión Ryan Olsen, del St. John's IceCaps de la American Hockey League (AHL) sufrió fuertes daños en su rostro después de una batalla en plena cancha.

El jugador canadiense de 21 años posteó una imagen en su cuenta de Instagram, en la que muestra las consecuencias de una pelea contra Philip Lane, de el equipo Portland Pirates, en el primer periodo del duelo y un impacto con el disco en la segunda parte. 

Desafortunadamente para Olsen la pelea y las heridas en su cara fueron en vano, pues los IceCaps cayeron 6-4 ante el combinado de Portland.