Al parecer, el alemán Bastian Schweinsteiger ya no quiere ver a su "expareja", Sarah Brandner, ni en pintura y decidió eliminar su nombre, incluso, de sus botines de futbol.

La supuesta ruptura entre la pareja se habría dado por una infidelidad de Bastian, quien pudo cambiar a Sarah por la tenista serbia Ana Ivanović.

El diario sensacionalista "Bild" causó revuelo cuando publicó fotos de Bastian y Ana, tomados de la mano por las calles de Nueva York, en septiembre de 2014, lo que causó alboroto en Alemania, además porque la modelo alemana Sarah mantenía una relación con el futbolista, desde 2007.

Ninguno de los dos ha dado su versión, hasta ahora cuando el jugador del Bayern Múnich, que se encuentra en un receso en Catar por el invierno, se puso los botines que usó para el Mundial de Brasil 2014, personalizados con el nombre de Sarah, pero lo tachó con un marcador.

El hecho es una clara señal de su separación con Sarah y deja la "puerta abierta" a Ivanovic.

Otros jugadores alemanes que también rompieron con sus novias después del Mundial, fueron Manuel Neuer y Mesut Özil