La estrella del atletismo mundial, el jamaicano UsainBolt, fue derrotado en la final del relevo 4x100 metros en su regreso el sábado a las pistas, durante la reunión Memorial Gibson/McCook en el Estadio Nacional de Kingston.

El seis veces campeón olímpico fue el último portador de la antorcha de una posta compuesta además por Mario Forsythe, Michael Frater y Warren Weir.

En la clasificatoria, el equipo de Bolt había fijado un tiempo de 39 segundos y 26 centésimas, detrás de los 38.87 que marcó la cuarteta de la Universidad Tecnológica de Kingston (UTK).

En la final, Bolt y sus compañeros fueron superados de nuevo por el equipo de la UTK, que detuvo el crono en 38.23, mientras los derrotados marcaron 38.29.

"Estoy decepcionado, yo siempre quiero ganar cuando pongo un pie en una pista", dijo Bolt, que no había competido en Jamaica durante dos años.

"Me siento bien físicamente pero tengo que continuar con mi trabajo de musculación. El entrenamiento va bien, me siento bien en la pista", insistió.

El recordista mundial de los 100, 200 y relevos 4x100 m tenía originalmente programado hacer su regreso el 14 de febrero en los 400 metros del Camperdown Classic en Kingston, pero finalmente renunció a participar en la carrera sin dar razones.

Su próxima cita será en la carrera de 400 metros, "en dos o tres semanas, pero yo todavía no sé dónde", añadió.

La puesta a punto para los Campeonatos del Mundo que se celebrarán en Pekín del 22 al 30 de agosto será su principal objetivo esta temporada, siete años después de dominar las pruebas de velocidad de los Juegos Olímpicos-2008.

"He puesto el listón muy alto con vistas a Pekín, estoy muy contento de volver y tratar de trabajar aún más fuerte", advirtió.

El pasado año Bolt apenas participó en cuatro carreras, incluida la final del relevo corto de los Juegos de la Commonwealth, en Glasgow.