Los archirrivales argentinos Boca Juniors y River Plate afilan los dientes cuando faltan dos días para el partido de ida de la serie semifinal de la Copa Sudamericana, que los vuelve a enfrentar en un torneo internacional, lo que no ocurría hace una década.

Con el regreso a Buenos Aires del colombiano Teófilo "Teo" Gutiérrez, que había sido convocado por el DT José Pekerman pero fue liberado tras anotar un gol en el amistoso ante Estados Unidos, River recuperó a su goleador en el torneo argentino y a un animador del grupo para visitar la mítica Bombonera el jueves.

Con escasas chances en el torneo local, dejar a River fuera de la Sudamericana sería un bálsamo para "los xeneizes" para saldar un año poco auspicioso y sin títulos, en el que hasta quedaron en el camino el entrenador Carlos Bianchi y el emblemático Juan Román Riquelme.