El gobierno argentino obligó al popular club Boca Juniors a pagar los destrozos provocados en dos vagones por aficionados que se dirigían a la Bombonera el 12 de diciembre para festejar el día del Hincha de Boca, dijo ayer el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

El ministro reclamó a Boca el pago de 443 mil 474 pesos (aproximadamente 51 mil 600 dólares) para la reparación de los trenes.