A pesar de que ninguno de los dos candidatos a la presidencia de la FIFA obtuvo los dos tercios de votos para erigirse ganador, Joseph Blatter, actual timonel, fue reelecto en el cargo. En una primera vuelta, "Sepp" obtuvo 133 votos, mientras que su adversario, el príncipe jordano Ali bin Al Hussein, registró 73.

Aunque el estatuto obligaba a una segunda vuelta, el príncipe Ali desistió tener una nueva votación, debido al amplio margen que lo separada del actual presidente de la FIFA.

Blatter seguirá a la cabeza del ente rector del fútbol mundial hasta 2019.

En estos momentos, Blatter se encuentra altamente cuestionado, luego de que esta semana estallara un escándalo de corrupción que terminó con siete altos funcionarios de la FIFA detenidos y acusados de malversación de fondos, lavado de dinero, coimas y cohecho.

"Quiero expresar mi gratitud al príncipe Ali, porque fue un gran competidor y él obtuvo un muy buen resultado", fue lo primero que dijo Blatter tras ser reelecto por quinta vez en el cargo.

"No soy perfecto, nadie es perfecto, pero gracias por su confianza. Vamos FIFA, vamos FIFA", señaló Blatter al cerrar su discurso de proclamación.