El presidente de la FIFA, Sepp Blatter, de 79 años, que dimitió y está suspendido noventa días de su cargo, salió del hospital, indicó este jueves a la AFP su portavoz, Klaus Stoehlker.

"Su hija Corinna vino a buscarlo ayer y está en su casa, en el cantón de Valais",  indicó el portavoz.

"Está en buena forma", añadió, "solo necesita un poco del aire puro de Valais".

Según el diario "Messager du Valais", Sepp Blatter permaneció durante dos semanas en el centro hospitalario.

Su portavoz añadió este jueves que Blatter podría "volver a su despacho privado en Zúrich" el martes.

Según su portavoz, Sepp Blatter fue víctima del "estrés" sufrido desde hace varias semanas, debido al escándalo en la FIFA. 

Durante la duración de su suspensión,   Blatter   no tiene derecho a acudir a su oficina de la organización en Zúrich, ni entrar en su edificio.