El discutido técnico del Real Madrid, Rafael Benítez, fue despedido este lunes tras siete meses en el cargo y reemplazado por el francés Zinedine Zidane.

"Rafa Benítez deja de ser entrenador del Real Madrid. (El presidente) Florentino Pérez destituyó al hasta ahora técnico madridista y esta tarde lo hará oficial", informaba el diario deportivo Marca en su pagina web.

"Su sustituto será Zinedine Zidane", actualmente técnico del filial madridista, añade.

Ampliamente debatido, el futuro de Benítez, enfrentado a parte del vestuario blanco, podría estar sentenciado tras el empate 2-2 del domingo ante el Valencia, que deja al club madrileño a cuatro puntos de los líderes de la Liga, el Atlético de Madrid, y a dos del eterno rival, el FC Barcelona, aunque el conjunto culé cuenta con un partido menos.

De hecho, el fichaje en junio del extécnico del Liverpool, el Chelsea o el Inter de Milán no resultó muy popular entre la hinchada o las estrellas del equipo, que habían mostrado su deseo de seguir bajo las órdenes del italiano Carlo Ancelotti.

Aunque Benítez empezó la temporada con 14 partidos invicto, una racha de tres derrotas en cinco partidos entre noviembre y diciembre, entre ellos un doloroso 0-4 en casa contra el FC Barcelona, esfumó la poca confianza conseguida.

Pero lo peor estaba por llegar con la eliminación de la Copa del Rey en diciembre por alinear a un jugador sancionado.

El técnico español tampoco fue capaz de mejorar la relación en el vestuario y jugadores claves como Karim Benzema o James Rodríguez mostraron evidentes muestras de enfado tras ser sustituidos.

Ni siquiera el capitán blanco, el defensa español Sergio Ramos, quiso apoyar explícitamente al técnico después del partido contra el Valencia.

"Su continuidad no depende de nosotros", dijo el internacional español.