El Bayern Múnich venció por 3-0 al Bayer Leverkusen con doblete del delantero Thomas Müller este sábado y sigue invicto en la Bundesliga con tres victorias en otros tantos partidos.

El conjunto bávaro se adelantó en el marcador tras una buena jugada de equipo que comenzó con un pase largo del español Xabi Alonso, que controló el brasileño Douglas Costa cuyo centro remató Müller (26).

En la reanudación, los hombres entrenados por el español Pep Guardiola sentenciaron el encuentro con sendos penales. El primero lo recibió el chileno Arturo Vidal, titular en el mediocentro, y lo convirtió Müller (59).

Con estos dos goles, Müller, que disputó su 200º encuentro en la liga alemana, suma cinco goles esta temporada

El tercero y definitivo lo anotó el holandés Arjen Robben.

"Creamos muchas ocasiones pero el último pase no fue bueno, es por eso que solo ganamos 3-0, pero eso está bien. Hemos ganado a un gran rival", declaró Guardiola, "gran fan de Roger Schmidt y su equipo".

Una vez más, el mejor jugador de los bávaros fue el rápido extremo sudamericano Douglas Costa. El brasileño fue una pesadilla para el lateral del Leverkusen Roberto Hilbert, que se vio desbordado una y otra vez, hasta el punto de cometer los dos penales.

El exjugador del Shakhtar Donetsk, llegado a Múnich por 30 millones de euros, sumó una asistencia más en liga (lleva tres en tres partidos), mandó un balón al larguero tras pase de Robben, provocó un penal al centrar al área y dejó el detalle de la temporada con un regate excepcional.