No hubo sorpresas en las semifinales de la Copa del Rey.

Luego de que Barcelona arrollara con un marcador global 8-1 al Valencia, el Sevilla hizo lo propio con Celta de Viga.

Los sevilistas aprovecharon la ventaja de 4-0 que obtuvieron en el juego de ida y en la vuelta les bastó con un empate a dos tantos.

De esta forma, los pupilos de Unai Emery se medirán el próximo 21 de mayo contra los culés, campeones defensores del torneo copero.