El Barcelona, líder del campeonato español, empató en su visita a Sevilla (5º) y ve como el Real Madrid, que ganó al Eibar (14º) por 3-0, se coloca a solo dos puntos, tras 31 jornadas de campeonato.

Con goles de Lionel Messi (14) y del brasileño Neymar (30), el Barcelona parecía tener sentenciado el partido en la primera media hora, pero perdonó al Sevilla y los locales acabaron empatando con goles del argentino Ever Banega (38) y del francés Kevin Gameiro (84).

En el siempre complicado estadio Ramón Sánchez Pizjuán, el Barcelona mostró dos caras muy diferentes: tremendamente superior hasta mediada la segunda parte (y sobre todo en la primera media hora de juego) y vulnerable en el tramo final, al punto incluso de haber podido perder el partido.

El equipo azulgrana comenzó arrollador ante un rival que no encontraba la manera de hacer frente al líder de la Liga.

Al cuarto de hora del partido, Messi recibió escorado a la derecha, se centró un poco y se sacó un zurdazo con efecto al segundo palo ante el que nada pudo hacer el portero sevillista.

Un gol, el 33ª de la temporada en Liga, calcado al que marcó el pasado miércoles ante el Almería.