Apenas unos días después de haber regresado a Guatemala luego de que el terremoto en Nepal interrumpió su tercer intento de alcanzar la cima del Monte Éverest (8 mil 848 metros sobre el nivel del mar), Bárbara Padilla aseguró que será en 2016 cuando buscará alcanzar su objetivo.

"Voy a regresar el otro, será definitivo, por la misma ruta y las mismas personas, no llegué la primera vez porque se me rompió una manguera de oxígeno y esta vez fue algo que no estuvo a mi alcance", explica Padilla, quien estuvo durante más de dos meses en la expedición.

La montañista sufrió lesiones en el rostro y dentadura por una caída que sufrió entre la nieve, pero confesó que en breve comenzará nuevamente con su entrenamiento para continuar con sus retos en otra parte del mundo.

"Comencé con el objetivo de subir las 14 cimas más altas del mundo, ahora talvez no sean todas, pero sé que voy a lograrlo", asegura Padilla.