Mario Balotelli vuelve a encender la polémica en Inglaterra. Tras autodescartarse para el duelo de Liverpool ante Arsenal en Londres por una lesión, el italiano fue captado de fiesta en una discoteca de Manchester.

En el entrenamiento del viernes pasado, Balotelli sintió unos fuertes dolores en la rodilla, por lo que le comunicó a Brendan Rodgers, entrenador de los “Reds” que no viajaría a Londres para el compromiso. Esta actitud molestó al director técnico, quien lamentó que “Súper Mario” no haya esperado el diagnóstico de los médicos para tomar una decisión.

Sin embargo, el periódico británico The Sun reportó este martes que esta supuesta lesión no le impidió al delantero italiano escaparse a Manchester para divertirse con sus amigos el sábado por la noche, horas después de que su equipo cayera goleado 4-1 por los “Gunners”.

Balotelli pasó la noche de fiesta, se le vio bailando en la pista y tomando algunas copas junto con sus acompañantes, además de que tuvo una mesa llena de “cocktails” y vodka para la velada que terminó en la madrugada, añadió The Sun.

En Liverpool no se han pronunciado sobre el hecho, aunque es de dominio público que no están contentos con el italiano. Desde su llegada a Anfield en agosto de 2014, Balotelli ha jugado 25 partidos y ha marcado sólo cuatro goles.