El Barcelona quedó en una situación muy complicada en su objetivo de conquistar la Supercopa de España al perder por un contundente 4-0 en su visita al Athletic de Bilbao, donde brilló Aritz Adúriz con un 'triplete', este viernes en el partido de ida.

Los vascos acarician ya el trofeo que abre la temporada del fútbol español y sólo un gran desastre el lunes en la vuelta en el Camp Nou le impediría proclamarse 'supercampeón' nacional.