La decepción de ver al Aston Villa en una mala temporada, impulsó al pequeño Jude, de seis años, a pedirle al portugués José Mourinho que entrenara a su equipo.

Mou no pudo asegurarle que ocuparía el banquillo del Aston Villa, ni que Diego Costa sería el nuevo goleador, pero en cambio, el "Special One" le envió una fotografía con dedicatoria.

"Lo único que quería Jude era que Mourinho entrenara al Aston Villa, pero por lo menos sabe que su petición fue leída", explicó el padre del pequeño, al "Birmingham Mail".

Pese a su carácter fuerte dentro de la cancha, Mou tuvo un gesto noble para Jude. En octubre pasado también ayudó a un pequeño con cáncer, que pintó un cuadro con su rostro.