Todo salió mal para el Manchester United en el partido de cuartos de final de la FA Cup ante el Arsenal. 

Los Red Devils fueron eliminados por los pupilos de Arsene Wenger al caer 2-1 en Old Trafford, con lo que solo lucharán por un título en la Premier League, aunque en este momento se encuentran a 10 puntos del líder Chelsea. 

Por si fuera poco, el argentino Ángel Di María fue expulsado en menos de dos minutos por el árbitro Michael Oliver, quien al 77' lo amonestó por fingir una falta dentro del área y enseguida le mostró otro cartón amarilla por tomarlo de su camiseta.

La mirada en los ojos del réferi cuando sintió las manos de Di María mostró que no estaba contento con lo que sucedía en el Teatro de los Sueños.