"Estamos tocados pero no bajamos los brazos", fue una de las declaraciones más pronunciadas por Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid, en la conferencia de prensa posterior al clásico entre el Barcelona y el Real Madrid, que se inclinó a favor del equipo azulgrana 2-1.

"El segundo gol nos complicó mucho. Me quedo con la primera parte en la que el equipo fue muy eficaz enfrente y sólido atrás. Al final nos ha faltado cabeza fría para intentar empatar el partido, tuvimos pocas ideas", expresó Ancelotti.

"El Barcelona está cuatro puntos por delante y estamos tocados pero no bajamos los brazos. En este momento la Liga no está acabada, ellos tienen una ventaja como la que teníamos antes, pero las posibilidades de ganar la Liga y la Champions son las mismas para los dos", continuó.

"Es difícil decir que ganó el mejor. Al final los dos merecían hacer algo importante, lo ha hecho el Barcelona, qué bien por ellos", finalizó el italiano.