Un asesino sueco confesó que estuvo cerca de matar a Zlatan Ibrahimovic

¿La razón? En 2010, el delantero del París Saint-Germain estacionó mal su automóvil en la calle Malmö, algo que molestó a Peter Mangs, quien confesó que por ese motivo pensó en quitarle la vida a "Ibra". 

En su autobiografía, el hombre que enfrenta una cadena perpetua por matar a dos personas e intentar asesinar a otras ocho, indicó que en el momento en el que ocurrió su encuentro con el autonombrado "Dios" no contaba con un arma. 

"No tenía algo con que disparar. Corrí a casa rápido, sabía que se armaría un gran escándalo, pero cuando volví ya no estaba el futbolista", aseguró Peter Mangs.