El juez guatemalteco de caminata Carlos Barrios ha recibido amenazas de muerte por su supuesta responsabilidad en la descalificación de su compatriota Erick Barrondo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe que se realizan en Veracruz, México.

"Algunas personas aseguran que hay unas amenazas de muerte para mí", afirmó hoy Barrios en una conferencia de prensa convocada por el miembro del Buró de la Federación Internacional de Atletismo César Moreno, para aclarar los hechos del domingo cuando Barrondo fue descalificado de la prueba de 20 kilómetros.

Moreno lamentó las ofensas a Barrios en algunos medios y en redes sociales y aclaró que la función del árbitro fue la de juez jefe, encargado de validar las tarjetas rojas que los demás oficiales, provenientes de México, Cuba, Puerto Rico y Venezuela le sacaron a Barrondo.

"El juez en jefe nunca interviene en una descalificación, a él le dicen quién es el atleta descalificado para que se lo indique al competidor", dijo.

Barrondo recibió su tercera tarjeta roja por caminar con mala técnica al pasar por el kilómetro 19, pero en lo que la información llegó a Barrios el competidor siguió adelante y solo fue informado de que estaba fuera a unos metros de la meta, lo cual provocó numerosas reacciones contra los árbitros.

"Todo el que conoce a Barrondo lo estima, en un gran muchacho, pero a veces su técnica no llena los requisitos de los jueces; en la competencia dos oficiales le sacaron tarjeta por doblar la rodilla y dos por levantarse del piso (flotar)", dijo Moreno.

El sábado, el guatemalteco, que también fue descalificado en la pasada Copa Mundial, puede volver a competir en los 50 km, aunque ha dicho que antes del evento hablará con los jueces y de no asegurarse un buen trato, no competirá.