Ahora hay un deporte que los va a mantener en forma los dedos de los pies: el feroz y competitivo juego de la lucha libre con el dedo gordo del pie. El extraño deporte acaba de celebrar su anual campeonato mundial en el pueblo de Fenny Bentley, Derbyshire, Inglaterra, con el veterano Alan "Nasty" Nash defendiendo su 12do título.

El juego, en el que dos atletas traban los dedos de sus pies descalzos y tratan de fijar el pie de su oponente, remonta sus raíces a 1976, cuando un grupo de clientes de pub crearon un juego que aseguraría que los británicos siempre tendrían un campeón del mundo en un deporte. Publimetro conversó con Nash, de 55 años, un especialista en equipos de movimiento de tierras, sobre su peculiar búsqueda y su atractivo.

¿Cómo diablos te metiste en la lucha libre del dedo gordo del pie?

– Para mí, todo comenzó en 1994, cuando se celebraron los primeros campeonatos oficiales. Estaba haciendo la iluminación para algunas bandas que se estaban presentando y decidí anotar mi nombre por diversión. Gané el primer título mundial de ese día y decidí que iba a convertirse en parte de mi vida a partir de entonces. La idea principal es divertirse y recaudar dinero para la caridad. Pero eso no impide que los competidores seriamente quieran ganar, ya que es un título muy prestigioso.

¿Es la lucha de pie más dura que su equivalente más célebre, el brazo?

– Personalmente, creo que el deporte es más duro que la lucha de brazo, ya que es un deporte de cuerpo completo donde se necesita fuerza de centro y fuerza de la parte superior del cuerpo, así como poderosas piernas.

¿Cómo te preparas para este deporte?

–  Entreno todo el año por lo menos cuatro días a la semana y cuando se acerca una competencia puedo entrenar hasta siete días seguidos y mantener un trabajo de tiempo completo. También hago un poco de entrenamiento especial para alimentar los músculos de la pantorrilla y de los pies, pero ese entrenamiento no lo comparto. Es un gran secreto que a los otros competidores les encantaría saber, algo así como la receta de Coca-Cola o Kentucky Fried Chicken. También recibo frecuentemente masajes en los pies y pedicuras sólo para mantener a mis "armas" en buen estado.

¿Qué atributos debe poseer un luchador de dedo gordo del pie?

– El tamaño perfecto de pie para la lucha libre del dedo del pie es 9 a 11 del Reino Unido (27 cm a 28.5 cm). Si el pie está sobre el tamaño de 11 (28,5 cm), se ve impresionante, pero es más difícil conseguir el ángulo correcto y por lo tanto reduce la presión disponible. He estudiado los mejores ángulos para sostener al otro pie y el ángulo de doblar la rodilla contra el ángulo de doblarse en la cintura y sostener los hombros. Esto puede sonar un poco técnico, pero si logras los cálculos correctos puedes añadir un 50 por ciento más de potencia al pie.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere probar el deporte?

– No cometas el error de solo ejercitar tus piernas; los brazos son igual de importantes. Tienes que estar preparado para lesionarte, ya que un pie es fácil de quebrar. Yo mismo me he quebrado nueve dedos de los pies, una vez cuatro en una semifinal, pero luché igual y gané la final.

¿Cuántos títulos tienes?

– La gente me pregunta cuándo voy a retirarme, probablemente, para que ellos tengan una oportunidad de ganar. [Risas] Y después de 21 años de competición y 12 récords mundiales, todavía tengo la misma respuesta: cuando alguien de Inglaterra sea lo suficientemente bueno para quitarme el título con mucho gusto pondré mis pies en alto y me retiraré. Ahora compito con rivales que son 30 años más jóvenes que yo y no me causa ningún problema en absoluto.

Seamos francos: tienes que pensar que es un deporte francamente raro.

– Mucha gente piensa que esto es un deporte extraño y yo no los culpo, pero cuando realmente ven una competición y sienten la atmósfera cambian de opinión y realmente se interesan en él.

¿Cuáles son tus planes futuros para la lucha libre del dedo gordo del pie?

– Me considero el guardián de un deporte que Inglaterra siempre puede ganar y no me retiraré hasta que sepa que el título se mantendrá a salvo en manos de los ingleses... o los pies de ellos.