Los "selfie-sticks", brazos extensibles utilizados para tomar autofotos, también conocidos como "paloselfis", estarán prohibidos este año en el Torneo de Wimbledon, uno de los cuatro Grand Slam del tenis, anunció este lunes la organización.

"Al igual que en otros muchos acontecimientos deportivos y de entretenimiento, el campeonato no permitirá los "paloselfis" en las pistas", señaló.

Este accesorio, a menudo utilizado para hacer fotografías con un teléfono, ha vivido una auge mundial en los últimos meses, sobre todo entre los turistas.

Varios espéctaculos o clubes deportivos han prohibido su utilización debido a que impide la visión a los otros espectadores.

El Tottenham, de la liga inglesa, el Coliseo de Roma o el Smithsonian Museum de Washington están entre los que han optado por su prohibición.