Paolo Suárez, delantero de Comunicaciones y hermano de la estrella del Barcelona, Luis Suárez, fue señalado de participar en arreglos de partidos en su estancia en el Isidro Metapán de El Salvador, según señala el periódico "El Gráfico" de ese país.

El rotativo explica que Suárez, quien niega las acusaciones, fue señalado por  tres personas, quienes declararon ante la Fiscalía General de la República (FGR) en 2013. "Paolo Suárez junto a otros futbolistas salvadoreños habría participado en la venta de partidos dentro de la Liga de Campeones de la Concacaf", cita el periódico.

"Paolo me comentó que el equipo Metapán había vendido el partido de Concachampions sostenido con el club Pumas de México en el mes de marzo de 2012, en la ciudad de México (saldado con un 8-0 a favor del equipo mexicano)", narró uno de los testigos, un periodista deportivo, corresponsal de Metapán y que es testigo de la FGR, a la cuál el 19 de septiembre de 2013, le transmitió cómo Paolo Suárez, le explicó que vendían los partidos.

Además, el testigo indicó que Suárez no debía jugar ese partido porque estaba lesionado, pero lo hizo porque "si no jugaba por lo menos un tiempo" no le pagaban por el amaño. Suárez habría recibido en esa ocasión 10 mil dólares y el mismo uruguayo señaló a otros jugadores que habían participado: Miguel Montes, Alfredo Pacheco, Alexander Escobar, Ricardo Alvarado, Ramón Sánchez, Ernesto Aquino y Léster Blanco, motivados por Emerson Umaña y el nicaragüense Armando Collado. 

"El Gráfico" contactó a Suárez, y esto fue lo que contestó:

Un testigo asegura que le contaste cómo amañaron el partido que perdieron 8-0 ante el Pumas en 2011, ¿Qué opinas?

Nombre, están locos. Esa es una idiotez. ¿Y a quién más involucran? ¿Solo a mí?.

Hay nombres de otros excompañeros tuyos en el Metapán...

Eso es mentira, lo que quieren es... no sé por qué quieren seguir ensuciando a la gente. ¿Qué ganan con eso?

Hay un segundo testigo que asegura que estuvo contigo cuando un  panameño llegó a tu habitación en el Hotel Capital, acá en San Salvador, para ofrecerte dinero por amañar un partido contra el Seattle Sounders, ¿recuerdas esa visita?
Sí me acuerdo de ese día... pero antes habían dicho que había sido el partido allá en Seattle, en Estados Unidos. ¿Hoy dicen que fue el que se jugó en San Salvador? Ese día no llegó nadie a mi habitación, yo no vi nada raro ni en ese ni en ningún otro partido.

El mismo testigo asegura que el panameño les reveló que ya el Metapán había arreglado otros resultados en partidos anteriores, ¿es cierto?
Si dice que llegó (el panameño) al Hotel Capital imagino que en el hotel deben haber cámaras y un registro que demuestre si este hombre llegó o no. Lo que están diciendo es algo bien delicado, así que deben comprobarlo, que vayan y miren los videos.

Uno de los testigos dice que  le explicaste cómo se organizaban para arreglar los resultados no solo con el Metapán, sino que también en el FAS...
Eso es mentira, yo me imagino que si haces cosas así lo menos que se te ocurre es contarle a alguien, así que no le encuentro lógica a eso. Capaz que lo que andan buscando es ensuciar la imagen de uno, y más a mí, que está la imagen de mi hermano (Luis Suárez, jugador del Barcelona) de por medio. Esto es bien delicado.

Si todo esto fuera mentira, ¿por qué entonces crees que tres personas distintas te señalarían?
No sé lo que buscan, me sorprende todo y no entiendo mucho lo que pasa ahora. No sé quién le habrá dado pisto a esta gente para que ensucien mi nombre. Para acusarme tienen que tener pruebas, pruebas contundentes, no chambres de mercado. Yo ya casi me voy a retirar del fútbol y tengo mi vida hecha fuera de las canchas, tampoco voy a permitir que ensucien mi imagen. Que me investiguen todo lo que quieran y si me encuentran algo raro entonces que hablen de mí, esto me da pena. No me parece que ensucien mi nombre y el de otros compañeros que dimos la vida por Metapán.