Una nueva polémica envuelve al Barcelona. El conjunto “culé” recién se coronó en la Champions League y esto, sumado a sus títulos de Copa del Rey y la Liga de España, los hicieron ganadores del ansiado “triplete”, pero ahora deben enfrentar una acusación en su contra.

Y es que la Liga de Futbol Profesional (LFP) investiga a los catalanes luego de que el defensa del Deportivo La Coruña, Albert Lopo, asegurara que su equipo y el Barça acordaron mantener el empate de 2-2 que favorecía a los gallegos.

Barcelona comenzó ganando 2-0 con goles de Lionel Messi, pero sorpresivamente, el “Depor” igualó el marcador minutos después. Sobre esto, Lopo declaró en el “Canal+” de España que tras el segundo tanto de su equipo se acercó a Xavi para pedirle que “aflojasen el ritmo”.

Por supuesto, estas declaraciones fueron suficiente motivo para que la LFP considerara investigar el partido, cosa que al propio Xavi le molestó pues considera que la acusación no tiene ni “pies ni cabeza”.

“El Deportivo se encontró con dos goles y nosotros después del empate quisimos ir a por más goles. Era mi último partido de Liga con el Barça y tanto mis compañeros como yo queríamos ganar”, declaró el mediocampista a Mundo Deportivo.