Primero fue Luis Suárez en la Premier League y luego, en el Mundial pasado, causó polémica al morder a un rival.

Ahora le tocó a otro sudamericano ser el centro de atención por la misma causa: una mordida a un rival durante el desarrollo de un partido de futbol. Se trata de Juan Arango, jugador venezolano que pasó varios años en Europa, y ahora juega para los Xolos de Tijuana de la Liga de México.

El venezolano tuvo acción en el duelo entre Xolos y Monterrey, el cual terminó con derrota para su equipo por marcador 4-3, en el Estadio Caliente, que de hecho, es apodado "La Perrera".

Inexplicablemente, Arango se inspiró en el apodo del recinto y en una jugada mordió a Jesús Zavala, internacional mexicano, acción que el árbitro no vio, pero las cámaras sí, y que le podría traer alguna dura sanción en caso de que las autoridades de la liga investiguen el caso.