Los precios de las entradas para ver en vivo el clásico Real Madrid-Barcelona se dispararon en las horas previas al encuentro, tanto que un aficionado llegó a pagar por una de ellas 2 mil 697 euros (más de Q21 mil), según informó a "Efe" la plataforma de venta y compra de entradas "Ticketbis".

Además, la media que pagaron los hinchas de ambos equipos por ver en directo el partido alcanzó los 648 euros (más de Q5 mil). Esa cantidad coincide con la que se pagaba en la calle mediante el sistema tradicional de venta de este tipo de entradas. Todavía este sábado, varios aficionados compraron sus entradas en las cercanías del estadio.

Los aficionados hicieron de todo para poder ver el Clásico en vivo.

Aunque la seguridad extrema que rodea al clásico ha espantado a muchos de este tipo de vendedores, uno de ellos consultado por EFE reconoció que los atentados terroristas de París frenaron la venta de entradas en un inicio, pero luego la venta fue buena.

“ Yo he llegado a vender una entrada por casi 1 mil euros (más de Q8 mil), pero la media que se pagó estuvo entre los 500 y los 600 euros”, agregó.