El tiempo ha cobrado factura en algunos futbolistas que han visto cambios radicales en su físico. Con el paso de los años estos jugadores han perdido el cabello hasta quedarse casi calvos.

Andrés Iniesta, Cesc Fábregas, Arjen Robben y Wayne Rooney son algunas de las estrellas del balompié que con el tiempo se han quedado con poco cabello.

En la galería encontrarán el antes y después de los futbolistas que se han quedado calvos.